Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

Cómo analizar un campo de golf para jugar

Son muchos los aspectos que tenemos que tener en cuenta cuando nos disponemos a jugar al golf. Todos los jugadores siempre tienen un campo favorito en el que se sienten mucho más cómodos con su juego, esto es por diversos factores como puede ser el recorrido del mismo, el paisaje, las condiciones del campo, etc. Para que podamos avanzar en nuestro deporte favorito tenemos que conocer todos los entresijos del campo en el que vamos a jugar. Para conseguir esto y siempre llevar a cabo nuestra estrategia tenemos que analizar el campo de juego para dominarlo y que nada se nos escape de nuestro pensamiento. Por ello hoy queremos hablarte de cómo analizar un campo de golf para jugar.

¿Por qué pensar en el campo antes de jugar?

En todos los deportes necesitamos tener un tiempo a priori para conocer en qué campo vamos a jugar, cómo es y el tiempo que va a hacer ese día. Llegar al campo sin conocerlo es prácticamente una derrota por adelantado. Tienes que tener siempre la máxima información posible para ir sobre seguros, porque jugar al golf no es solo darle bien a la bola. Pero... ¿En qué tienes que fijarte en el recorrido del campo de golf? Te lo explicamos:

  1. Caída del drive. Esto es fundamental, si el hoyo está bien diseñado, no lo veremos con facilidad desde la mayoría de golpes. Por lo que es importante que antes de nada lo visualices bien y sepas hacia dónde dirigir tu golpe.
  1. La dificultad de los pares. Para triunfar, te aconsejamos que lo analices y te hagas un pequeño croquis o esquema en el que detalles dónde están los bunkers, los contornos y todo aquello que te pueda afectar a la hora de realizar tu tiro. Después sigue haciéndolo donde vaya cayendo tu bola para seguir el recorrido de la misma.
  1. Los hoyos más largos del campo. Este tal vez es uno de los que más preocupa a muchos jugadores. Para este punto te recomendamos que siempre busques puntos de referencia para la caída de la bola. Tienes que tener en cuenta: los árboles, las zonas más secas, las más densas, etc.
  1. Busca toda la información que puedas adquirir del campo del golf unos días previos a la partida. Si puedes, también es preferible que te pases por allí antes para contemplar todo con detenimiento. Muchos campos de golf tienen su tarjeta en la que muestran todo tipo de especificaciones y recorridos que nos vamos a encontrar allí a la hora de jugar.

El golf es un deporte que lleva tiempo antes y después de las partidas que realicemos, esto es así porque siempre tendremos que estudiar el sitio donde vamos a jugar al igual que a posteriori conocer aquellos detalles que nos salieron bien o mal para poder mejorarlos y avanzar en nuestra técnica. Es el momento de analizar tu siguiente campo para tener todo bajo control y ser el mejor.