Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

¿Por qué es importante el turismo que crea el golf?

El estudio realizado por IE University ratifica la consolidación de España como el primer destino del mundo en turismo internacional de golf, atrayendo aproximadamente 1,2 millones de turistas extranjeros. El principal emisor de estos turistas es Reino Unido, seguido de Alemania, Suecia y Francia.

En el año 2018 llegaron a nuestro país 1.195.000 turistas con la finalidad de jugar al golf. Esta cifra muestra por sí misma el enorme peso que tiene este deporte en el mercado turístico, y más aún porque la estancia media de estos visitantes es de 11,9 días, frente a los 7,4 días que se estima que pernocta el turista medio en España. Siguiendo el mismo hilo de beneficios, el gasto medio generado por persona es de 3.850 euros por estancia y 324 euros por día. De esta cantidad sólo una pequeña parte se queda en los campos de golf, y el resto se reparte entre los sectores hoteleros, restaurantes, comercios y transportes. El turista de golf tiene un gran interés en disfrutar de la buena gastronomía de la zona, además de hacer compras y realizar excursiones.

Sumado a la gran relevancia que tiene en la economía este tipo de turismo, se añade la importancia como generador de empleo. Se estima que el 95% de los empleos creados directamente en los campos de golf son indefinidos, y que el 94% son a jornada completa.  Porcentajes muy superiores a la media nacional.

  1. ¿Por qué se defiende el turismo de golf?
  • Porque es un turismo generador de inversiones. No sólo las inversiones que se realizan en los campos de golf, sino todas las que conlleva, esto es, los complejos turísticos, urbanizaciones y demás servicios complementarios.
  • Porque es un turismo de calidad. Este turismo se lleva a cabo por un segmento de población con un perfil socioeconómico de un nivel más bien alto, por lo que su gasto medio diario es aproximadamente cinco veces superior al gasto que podría hacer un turista habitual.
  • Porque es un turismo compensador de la estacionalidad. Entre sus fortalezas destaca que se trata de un deporte que puede jugarse todos los meses del año, a diferencia del típico turismo de sol y playa. El turista de golf contribuye a dar solución así a la desestacionalización, uno de los retos al que se ha enfrentado siempre el turismo en España. La temporada alta de golf es de Octubre a Abril, permitiendo la recuperación y aprovechamiento de los recursos en épocas de temporada baja para otros sectores.
  • Porque es un turismo en crecimiento. Esto significa que cada vez es mayor el número de seguidores de este deporte. Esto se debe a que existe, cada vez más, un deseo de contacto con la naturaleza, es una actividad que está al alcance de casi todas las condiciones físicas de la población, etc.
  • Porque es un turismo consecuente con la protección medioambiental. La posibilidad de crecimiento de este deporte parte, de forma necesaria, de un enfoque respetuoso con el medio ambiente, pues este asegura su supervivencia.