Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

Tipos de bolas para saber controlar y neutralizar tu swing

Es cierto que la habilidad de cada jugador a la hora de golpear afecta mucho a la hora de practicar el golf. Pero muchas personas olvidan a una de las grandes aliadas en este deporte: las bolas. Tienen un papel casi determinante y, dependiendo de sus características, pueden afectar a la trayectoria, la altura, la velocidad… Conocer los diferentes tipos que existen te ayudará a elegir la que mejor se adapte a tu estilo de juego, logrando así resultados óptimos como los grandes profesionales del golf.

Tipos de bolas en el golf
Lo más importante a la hora de elegir una bola con la que competir, es saber a qué nos enfrentamos y qué podemos encontrar en este lado. Ya manejamos los palos, sabemos cómo colocarnos, controlamos el viento, pero… ¿y la bola? ¿Sabes cómo afectan a nuestros golpes? ¿Por qué algunas son más óptimas que otras? 

Las bolas de golf suelen dividirse en dos tipos: duras y blandas. Esto se determina a raíz del número de capas que tengan. Pues al final, dependiendo de su composición, rendirán menos o más.

Las bolas blandas en el golf
Cuando hablamos de bolas blandas, nos referimos a las que nos permiten tener un mejor control de la misma. Estas poseen un número más reducido de capas, exactamente dos, y son las recomendadas para el jugador avanzado o profesional. No es que un jugador amateur o principiante no pueda usarlas, pero si lo que buscas es sacarle el máximo partido, te aconsejamos que estas las dejes para cuando seas más experimentado. Así, una vez avances, tú mismo comprobarás las diferencias entre unas y otras. Y podrás elegir las que mejor se adapten a tu estilo de juego.


Las bolas duras en el golf
En las bolas duras, no obstante, conseguiremos una mayor distancia en los golpes. Seas un jugador principiante o en potencia, este tipo de bolas te permiten obtener control y potencia en los golpes. 

¿Es mejor usar bolas nuevas o usadas? La respuesta es sencilla: depende. La mayoría de jugadores prefieren las usadas y recuperadas para practicar con ellas y jugar en competiciones. La mayoría son clasificadas dependiendo de su desgaste. Las tipo perla son las que menos cortes o roces tienen, llegando a estar muchas de ellas impolutas. Cuanto más dañada, más podrá afectar al vuelo al tener parte irregulares.