Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

Qué es el stance en golf y cómo puedes mejorarlo

El stance en golf es la posición que el jugador adopta frente a la bola antes de dar el golpe. Un buen stance nos aporta estabilidad y se caracteriza por mantener la espalda recta, las rodillas ligeramente flexionadas y los pies separados con la bola entre ellos.

A esta posición característica que adquieren los golfistas antes de efectuar su swing se la conoce como “stance en golf”.

La primera toma de contacto con el stance en golf

Aunque es normal que tengamos algún amigo o familiar con mejor nivel de juego que nos ofrezca consejo, lo ideal para que un principiante aprenda a conseguir un buen stance es acudir a clases de golf impartidas por un profesional en su campo de golf en Mallorca; de esta manera le ayudará a corregir su postura y le asesorará para lograr la adecuada.

El stance en golf no es una posición “natural”, es decir, no solemos adoptar esta postura en nuestro día a día, por eso requiere práctica y conocimientos previos para hacerlo bien:

Características de un buen stance

En un buen stance las piernas están separadas, sin embargo ejercemos un grado de separación diferente en función del golpe que queramos efectuar. La separación de los pies ha de ser aproximadamente la misma que la anchura de los hombros cuando jugamos un hierro 5 o 6. Con palos más abiertos la tendencia es a aproximar un poco más los pies (casi juntos con un wedge) y, al contrario, en el caso de los más cerrados (maderas y drive) la separación será progresivamente mayor.

Las rodillas han de flexionarse ligeramente, adoptando una postura de semi-sentado, como si fuésemos a apoyamos en una silla alta. El peso se repartirá uniformemente por la planta de los pies (entre el talón y la punta de cada pie). A su vez, la espalda se inclina hacia la bola, desde las caderas, manteniéndola todo lo recta posible pero de forma cómoda, para evitar lesiones, y sacando un poco los glúteos hacia fuera para conseguir el equilibrio.

En esta posición los brazos deben caer de los hombros cómodamente, sin tensión, y las manos deben estar sueltas y colgar libremente para que podamos agarrar el palo con soltura. Inclinamos la cabeza ligeramente de forma que podamos concentrarnos en la bola.

Cómo saber si tienes un stance estable

El objetivo del stance es facilitar el movimiento del cuerpo a la hora de realizar el giro de swing, así como aportar estabilidad para dar un golpe certero sin caernos al suelo.

Existe una prueba de fuego que nos ayuda a identificar si nuestro stance de golf es estable, para ello debes imitar la postura que normalmente adoptadas en el campo de golf. Puedes incluso simular que estás a punto de golpear para hacerlo más exacto. Seguidamente otro golfista te debe dar un ligero empujón con el objetivo de desequilibrar. Si éste lo consigue es porque tu stance debe mejorar, si mantienes el equilibrio habrás conseguido dominar tu postura.

Como consejo debes recordar que el stance ha de ser sólido pero no rígido y si crees que debe mejorar puedes acercarte a tu campo de golf en Mallorca, para dejarte asesorar por un profesional del golf.