Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

Golf España

España es un país con una demostrada inclinación hacia el deporte de reyes. Por eso, después de haberse superado los peores y más difíciles años de la crisis económica, esta interesante actividad vuelve a florecer en el territorio ibérico. El hecho de que la ocupación de los campos se encuentre por encima de la media europea, indica la estabilidad que se ha adquirido en este ámbito, y para muestra solo hay que observar el golf Mallorca y sus bondades.

Los golfistas autóctonos aumentan cada año, sin contar con lo seductor que resulta este país para los turistas extranjeros, que provienen principalmente de las zonas del norte del continente, donde las estaciones frías resultan muy rigurosas. En España, por otro lado, el clima es más bondadoso, en especial en la llamada Costa del Sol y en las Islas Baleares, con una impresionante oferta de campos espectaculares.

¿Qué ofrece el golf español?

Se estima que anualmente unos 360 000 jugadores llegan a España procedentes de naciones con una reconocida tradición en este deporte. Los más activos corresponden a Gran Bretaña, Francia, Alemania y de los países escandinavos. Y muchos afirman que la razón de viajar al territorio español está en el delicioso clima de las regiones del sur.

Las comunidades autónomas con más complejos golfísticos son: Andalucía, que posee alrededor de 50; Islas Baleares, con predominio de Mallorca; Madrid; Canarias; Castilla y León; Valencia y Cataluña. Existen un total de 349 clubes con la siguiente distribución de hoyos: 63% con el número estándar de 18, 24% con la mitad de ellos, o sea 9, y un 13% con una cantidad superior a los 27 agujeros.

¿Qué hace al golf tan atractivo para tanta gente?

Se trata de una actividad beneficiosa, interesante y retadora. Algunas de sus ventajas incluyen:v

• Se juega al aire libre, en escenarios que, por lo general, son bonitos y desestresantes. Los campos lucen siempre impecables, lo que permite que el jugador se relaje y recree la vista con la belleza del paisaje. Y constituyen una oportunidad idónea para que los jóvenes se separen de sus pantallas y disfruten de la naturaleza.

• Es un deporte apto para personas de todas las edades. Y aunque los ancianos y los niños pueden jugarlo, no significa que las exigencias físicas no sean tremendas. Las largas caminatas bajo el sol y los golpes a la bola son una fuente de acondicionamiento corporal, con el correspondiente beneficio a músculos, articulaciones, sistemas respiratorio y cardiovascular, entre otros.

• En el aspecto mental, es una manera óptima de relajarse y olvidar por un rato las tensiones de la vida cotidiana. Además, de ser una oportunidad de compartir agradables momentos con los amigos y familiares, desarrollar nuevas amistades y hasta encontrar lucrativas opciones de negocio, mientras se afina la precisión y se fortalecen las habilidades para conseguir los resultados deseados.