Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

¿Quién está twitteando? – El ave del mes Febrero

El Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) es una especie sedentaria común en tramos de costa bien conservados, sobre todo en zonas rocosas como acantilados inaccesibles, ya sea tanto en el mediterráneo como en las zonas del mar cantábrico y del océano atlántico. No se trata pues de un ave que haga uso del campo de golf, pero puede observarse en sus inmediaciones.

El Cormorán moñudo recuerda a otra ave de su misma especie, pero éste se caracteriza por ser algo menor de tamaño, ser más esbelto y por poseer la cabeza y el pico más pequeños. No presenta ninguna diferencia entre macho o hembra, aunque los machos suelen ser algo más grandes.

Se trata de una de las aves marinas que más regresión está experimentando en España en los últimos años debido al impacto de la sobrepesca sobre algunas de las especies que forman parte de su alimentación, a la contaminación de las aguas producida por hidrocarburos, o a molestias por culpa de las embarcaciones y accidentes de pesca.

Es un ave marina de color verde oscuro con reflejos metálicos (parece negra a distancia). Tiene un largo cuello y cresta prominente en la frente. Los jóvenes son pardos con las partes inferiores blancuzcas. Se caracteriza también por tener ojos verdes, patas negras, aunque en algunas ocasiones pueden tenerlas más claras de color entre amarillo y marrón. Su pico es negro, teniendo las comisuras amarillas y curvándose en la zona de la punta.

Nidifica colonialmente en acantilados y roquedos costeros, así como en pequeños islotes. Pone 3 huevos azulados que incuba durante 1 mes.

Su alimentación está basada en animales de naturaleza marina como peces cuyo tamaño es bastante pequeño, aunque también son capaces de alimentarse de crustáceos que encuentran en la costa.

Como dato curioso, cuando migran vuelan en bandadas formando una “V”.