Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

¡Sonría! Está en la cámara de Alcanada

Club de Golf Alcanada, al norte de la soleada isla de Mallorca, ha sido elegido como el lugar emblemático para el lanzamiento de una nueva tecnología de video que graba los swings de los jugadores durante una vuelta.

Cuando los golfistas den su primer golpe en el pintoresco hoyo 7 del galardonado campo, podrán tener su swing grabado para la posteridad gracias a la tecnología única de me@golf, la creación de un equipo de golfistas entusiastas, ingenieros checos de software.

Una cámara de vídeo está colocada en el lugar para controlar el tee constantemente y los golfistas que pasan por el tee de salida y juegan su tiro con normalidad. Pasados 60 segundos, escanean el ID de su ticket- que le fue entregado en el pro shop a su llegada - por el lector de código de barras, que se encuentra directamente debajo de la cámara. La grabación del tiro se envía automáticamente a una terminal en la sede del club - con la opción adicional de enviarla directamente a la cuenta de correo electrónico del golfista. El vídeo puede ser examinado en casa o por un profesional del club, o simplemente verlo por diversión.

Alcanada fue elegido primera sede de la nueva tecnología me@golf después de que el fundador de la compañía, Martin Ráliš, quedara impresionado con los directivos del club después de una primera reunión.

Él explicó: "Alcanada es un ejemplo perfecto de un campo donde la tecnología de me@golf puede traer más beneficios: un montón de visitantes, muy respetado, y también panorámico. Además nos encontramos que el equipo directivo del club de golf entendía el concepto completo desde el principio - Estoy muy feliz de decir que Kristoff Both, el director de golf, dijo que nuestra tecnología era 'increíble'. Nos sentimos muy apoyados desde el principio por todo el mundo en Alcanada.

"Desde el principio, estuvimos interesados en diseñar un sistema de grabación de vídeo que fuera simple y fácil de usar y que no afectara al ritmo de juego de nadie. Del mismo modo, desde nuestra primera reunión con la dirección del club de golf, el requisito fue claro: desarrollar un sistema que no produjera ninguna alteración, de ninguna manera, en las operaciones del campo de golf.

"Por último, pero no menos importante, tuvimos que considerar el impacto financiero para el funcionamiento del sistema. La mayoría de los golfistas están dispuestos a mejorar su juego y están constantemente monitoreando su swing. Y la mayoría de los clubes de golf están dispuestos a invertir en nuevas tecnologías que les ofrezcan una ventaja competitiva y atraer más miembros.

"No era nuestro objetivo desarrollar una tecnología para un grupo elitista de golfistas profesionales. Queríamos crear un sistema accesible para todos los jugadores, independientemente de su hándicap, y accesible a los presupuestos de los diferentes tipos de campos de golf y clubes de golf. Y me@golf es el resultado: es simple, intuitivo y puede ser utilizado por todos los golfistas, independientemente de su hándicap a lo largo de toda la temporada de golf ".

El director de golf de Alcanada, Kristoff Both, ha quedado impresionado con el sistema - y el entusiasmo de los golfistas que lo han usado.

Él dijo: "Estamos encantados de ser el primer campo en tener instalado me@golf. Los visitantes y miembros por igual han acogido la tecnología con gusto. Algunos, que son muy serios acerca de la mejora de su técnica, dicen que van a utilizar el video para evaluar su swing, mientras que otros lo han visto sentados en la terraza riéndose de los swings de cada uno en sus smartphones, mientras tomaban unas tapas.

"La clave acerca de la tecnología me@golf es que está ahí para todos, si quieren usar el conocimiento que les ofrece para mejorar o si lo quieren para señalar los defectos de unos y otros con una cerveza. Es una pequeña herramienta fabulosa para tener en el campo de golf ".

Las 7108 yardas de Alcanada, campo diseñado por Robert Trent Jones Jr., ha sido galardonado constantemente con premios desde su apertura hace 12 años. Fue votado recientemente como finalista en la categoría de “campo favorito en Europa” por la revista de golf líder alemana “Journal’s annual Golf Travel Awards”, por segundo año consecutivo.

También fue galardonado con una calificación de "sobresaliente" por Leadingcourses.com - el nivel más alto otorgado por el sitio web – convirtiéndolo en uno de los solo 12 clubes en España que tienen ese nivel. Y, el año pasado, fue votado como el campo de mayor audiencia en las Islas Baleares por Golfboo, primer motor de búsqueda de viajes de golf del mundo, y en la lista reducida para el título de “Mejor Campo de Golf de España 2014”, en la primera edición de los Premios Mundiales de Golf. Además, también fue votado como "campo favorito” en Europa por cuarto año consecutivo por los visitantes de www.1golf.eu.

Alcanada se encuentra en un lugar impresionante, con vistas a la bahía de Alcudia. Junto al Mediterráneo - el único campo junto al mar en la isla – Alcanada, que abrió sus puertas en octubre de 2003, se mezcla de forma natural con el terreno típico mallorquín y toma su nombre del faro de la isla, situado cerca de la costa, que se puede ver desde la mayor parte de los hoyos.

Magníficas vistas al mar y a la montaña, y una mezcla de pinos y olivos - ideal para las innumerables especies de aves recogidas en un reciente estudio ornitológico - proporcionan el espléndido escenario para una ronda en Alcanada, y el campo está reconocido por la industria del golf como uno de los mejores lugares de España y Europa y es miembro de la prestigiosa “World of Leading Golf Collection”.

Además, el club cuenta con una centenaria casa club de estilo mallorquín, que ofrece a sus invitados la oportunidad de degustar especialidades regionales en sus instalaciones de comedor de primera clase o en una terraza bañada por el sol. Una completa academia de golf, que incluye amplia zona de juego corto y campo de prácticas cubierto, también está disponible.