Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

El golf: el mejor deporte para los más pequeños

Todos sabemos que la actividad física y el juego al aire libre tienen un papel importantísimo para el correcto desarrollo de los niños y niñas. Es por esto que muchos padres y madres, concienciados de su importancia, llevan a sus pequeños a practicar deportes como pueden ser fútbol, baloncesto, y dejando al golf relegado en los últimos puestos. Esto se debe principalmente a que es un deporte que no se practica tan habitualmente como estos dos nombrados.

Ahora bien, que no sea un deporte tan extendido no significa que no cuente con múltiples beneficios para los pequeños de la casa. Es un deporte que socializa, y requiere desarrollar el pensamiento estratégico y una técnica.

Beneficios del golf:

  1. El golf es un deporte muy completo en el que se trabaja la musculatura completa del cuerpo. Una de las preocupaciones de hoy en día es la obesidad infantil, por lo que la práctica de este deporte al aire libre tiene numerosos beneficios para la salud. Es ideal pasar un día jugando en la naturaleza. Además, es un deporte perfecto para desarrollar la coordinación y el equilibrio corporal.
  2. Es un deporte familiar. Esto tiene como beneficio que se puede practicar a cualquier edad, lo cual lo hace perfecto para compartir en familia. No es necesario contar con ninguna condición física determinada, todos somos aptos para jugar al golf. Además, este deporte, aprendido desde la infancia va a hacer que en la adultez se tenga un progreso mucho mayor que si se comienza a practicar en la edad adulta.
  3. Es un deporte de bajo riesgo, esto se debe a que no es un deporte de contacto, por lo que las lesiones graves, especialmente a edades tempranas, es muy pequeño.
  4. El golf es una actividad que permite socializar y aprender valores. Además de los beneficios que conlleva esta actividad física, también es muy útil a la hora de desarrollar estrategias para relacionarse y posibilita que se entable una amistad con otros jugadores en un buen ambiente. Además, los niños que juegan al golf van mejorando la capacidad de manejo de emociones, aprendiendo con sus golpes buenos y malos. Sobre el Green se aprende integridad, disciplina y compañerismo.
  5. Ayuda a mejorar la concentración y el pensamiento lógico. Durante el recorrido, el jugador tiene que ir reflexionando sobre cuál será el siguiente paso más acertado a dar en función de su estrategia. Todas estas maniobras mentales desarrollan una lógica que puede extrapolarse en el resto de áreas de su vida. Además, es evidente que es un deporte que requiere paciencia y concentración.

 Fomenta los valores éticos y el compañerismo. A edades tempranas tiene una importancia fundamental que los niños aprendan valores éticos. Esto lo posibilita seguir las normas del juego, que son:

Respeto, pues el golfista tiene que ser respetuoso con los otros compañeros de juego y con el propio entorno. Estos gestos básicos son fundamentales a la hora de desarrollar un comportamiento cívico.

Honestidad, pues se trata de uno de los pocos deportes en el que tú eres tu propio juez. Uno mismo tiene que conocer las reglas y aplicárselas en su jugada, incluidas las sanciones correspondientes. Este mensaje es el opuesto a la competitividad que reina hoy en día, y es una cura de humildad y autenticidad muy necesaria.