Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Estas cookies no almacenan información personal de los usuarios.

Backswing, downswing y follow-through: qué son y cómo controlarlos

Ya habrás deducido que un buen swing no es algo que nazca por casualidad, sino que se adquiere con el aprendizaje y la práctica en alguno de los campos de golf Mallorca. Un buen movimiento se gana con la experiencia y el manejo de cada una de sus partes, el backswing, el downswing y el follow-through.

La primera parte, el backswing, va desde el inicio de la subida del palo hasta que el palo termina de subir y está detrás de la cabeza apuntando hacia el objetivo; el downswing, como su nombre indica es la bajada del palo hacia la bola con la aceleración de manos, brazos y cadera; y por último el follow-through o finish que es el resto del movimiento desde que se golpea la bola hasta el final.

Backswing, downswing y follow-through

  • Backswing

Un exceso de tensión en las manos o en los hombros se trasladará al palo entorpeciendo nuestro swing. Respira hondo, relaja hombros, muñecas….

En el backswing podemos diferenciar entre dos movimientos: uno horizontal que consiste en el giro de nuestro cuerpo para coger impulso y otro vertical que aparece con la subida de los brazos.

Para efectuar bien el backswing, las manos, los brazos y los hombros se alejan de la bola, hasta situarse aproximadamente a la altura de la cadera. Seguidamente sigue girando mientras los brazos suben y las muñecas comienzan a girar.

Al final de un buen backswing habremos girado los hombros aproximadamente 90º y las caderas más o menos la mitad. El brazo izquierdo estará cómodamente estirado y el derecho se encontrará ligeramente doblado. Las muñecas se habrán girado hasta tal punto que la varilla del palo (que se encuentra ahora paralela al suelo) y nuestro brazo izquierdo crean un ángulo de 90º.

Esta es la posición ideal para conseguir un backswing controlado que nos permita guiar la bola estratégicamente. Para conseguir el éxito debemos mantener el equilibrio y la estabilidad en todo momento. Mantener la vista fijada en la bola mientras efectuamos el movimiento nos ayudará a conseguirlo.

  • Downswing

El downswing comienza en el inicio de la bajada del palo hasta que este golpea la bola.

Para llevarlo a cabo realizamos un movimiento inverso al backswing: bajamos los brazos mientras nuestro cuerpo gira en sentido contrario y las muñecas se desdoblan. Al momento en que el palo entra en contacto con la bola, el cuerpo está en una posición similar al inicio del backswing.

Para este movimiento debemos dejarnos llevar, bajaremos los brazos y el resto del cuerpo responderá como reacción a esa bajada. Mantendremos la misma estabilidad y equilibrio que en el backswing dejando la vista fija sobre la bola.

  • Follow-through

Al contrario de lo que podría parecer el swing no termina cuando el extremo del palo entra en contacto con la bola, si no que continua, a esta parte del movimiento se la conoce como follow-through o forward-swing.

En los primeros instantes del follow-through nuestros brazos seguirán hacía delante y las manos también se situarán por delante de la cara del palo, nuestras muñecas están ahora muy firmes y el cuerpo sigue girando hasta alinearse con el objetivo.

Llegado este momento el peso del cuerpo debe reposar sobre la pierna izquierda, al mismo momento que la rodilla derecha se mueve hacia la izquierda y se levanta el talón del pie. Las manos terminarán a la altura de la cabeza, quizá un poco detrás.

Con este movimiento el swing ha llegado a su fin, y si tu cuerpo ha sido fiel a estos movimiento podrás decir que has realizado un corrector “finish”.